Síndrome de la banda iliotibial en ciclistas

A pesar de que hoy vamos a hablar de algo común a cualquier persona en cualquier etapa de su vida, como es un dolor de rodilla. Nos vamos a centrar en los ciclistas y corredores (o runners) para explicaros qué es eso del síndrome de la banda iliotibial.

Si alguna vez habéis sentido molestias en las rodillas sabréis que este dolor puede comenzar de repente o después de una lesión. Normalmente este dolor se soluciona con cuidados simples y personales en casa, sin embargo, algunos factores pueden suponer un riesgo: tener sobrepeso, exceso de uso, inestabilidad, problemas mecánicos, actividades deportivas, lesiones previas y la edad.

En los deportistas, las lesiones de rodilla son bastante frecuentes, ya sea por una causa extrínseca debido a un trauma directo (como un golpe o una patada) o intrínseca debido al exceso de uso que se genera en la musculatura.

En el caso de los ciclistas y corredores, más concretamente, suele darse el sobreuso de los tejidos blandos produciendo el síndrome de fricción de la banda iliotibial. Este síndrome se trata de una tendinitis o tendobursitis de la cintilla iliotibial producida por la fricción repetida de esta banda iliotibial sobre el epicóndilo lateral femoral al hacer estos deportes.

Popularmente se conoce como lesión de “rodilla del corredor”.

La banda iliotibial

Pero, ¿qué es la banda iliotibial?

La banda iliotibial se extiende desde la cadera hacia abajo por la parte exterior del muslo y se inserta en la tibia. Durante una marcha, se desplaza desde la parte posterior del fémur a la parte anterior.

Al desplazarse y rozar continuamente sobre el epicóndilo lateral femoral, con la flexión y extensión repetida de la rodilla durante el ejercicio, puede provocar una inflamación y causa dolor referido de la cadera.

Se caracteriza por un dolor en la cara externa de la rodilla, pudiendo irradiar al muslo.

Factores que favorecen esta inflamación

  • Aumento brusco del kilometraje o la intensidad de los entrenamientos
  • Cambio brusco de la superficie de entrenamiento
  • Desarreglos en la biomecánica
  • Poca flexibilidad en los Miembros Inferiores
  • Incorrecta posición en la bicicleta
  • Sillín demasiado alto
  • Sillín demasiado retrasado
  • Correr cuesta abajo
  • Debilidad de los miembros abductores, glúteos medios

Tratamiento

No olvidéis que cuando hablamos de tratamientos, enfermedades y consejos de salud hablamos desde una posición de aficionados al deporte. Siempre que haya una dolencia es mejor asegurarse de su causa visitando a nuestro médico, en este caso para que descarte otros diagnósticos como la afección del menisco y el ligamento o la patología femoropatelar.

El tratamiento consiste en:

  • Reposo deportivo
  • Calzado adecuado
  • Ejercicios de fortalecimiento de la cadera
  • Potenciar los miembros inferiores

Ejercicios para fortalecer y potenciar la cadera:

Rutina de ejercicios para las caderas – Gym Virtual

 

Ejercicios para fortalecer miembros inferiores:

Programa de ejercicios de tonificación de miembros inferiores y glúteos con fitball. Avanzado

 

Para disfrutar de tus ejercicios no hay nada mejor que cuidarse a uno mismo antes y evitar esta y otro tipo de dolencias. No olvides que tanto el ciclismo como el running no están reñidos con los ejercicios de tonificación. De hecho, como habéis podido comprobar hoy en este artículo, ayudan a prevenir lesiones mientras practicamos nuestros deportes favoritos.

¿Alguna vez habéis tenido este problema? ¿Cuál fue el tratamiento que seguiste? ¿Cómo lo evitarías tú? Cuéntanoslo en los comentarios J.

Escribir comentario

Comentarios: 3