Cómo superar al clima cuando haces deporte

No queremos admitirlo, pero todos nos hemos puesto alguna vez las típicas excusas para no hacer deporte de “hace demasiado frío”, “hace demasiado calor”, “hace viento”…

Hoy vamos a ver trucos para que el clima no sea nunca más válido como excusa, ya sea en verano o en invierno.

 

Ejercicio en invierno. 

En primer lugar el ejercicio al aire libre puede disminuir la depresión invernal. Además el deporte aumenta los niveles de energía que suelen estar un poco más bajos en esta época de frío o en días oscuros. Por último, el ejercicio estimula el sistema inmunitario y evita sufrir más resfriados.

Con lo cual, con la ropa adecuada y los siguientes consejos, puedes seguir entrenando a bajas temperaturas:

  • Realizar un calentamiento previo.
  • Una buena alimentación: Consume una buena cantidad de carbohidratos para generar energía calorífica.
  •  Vestirse en capas: Aunque fuera haga muchísimo frío no es recomendable abrigarse mucho para hacer deporte, puesto que hacer ejercicio genera mucho calor y cuando el sudor se enfría al reducir la intensidad sientes frío. Por eso lo más adecuado es vestirse en capas de ropa que puedas quitarte y ponerte cuando lo necesites. Evita también las prendas de algodón, que absorben el sudor y se mantienen húmedas. La primera capa que está en contacto con la piel podría ser una prenda que absorba la humedad y la aleje del cuerpo, para la segunda recomendamos vellón sintético (fleece) o cualquier otro material que haga de aislante térmico y por último, una capa de material impermeable que evite el paso del aire.
  •  Proteger las manos y los pies: Cuando hace frío fuera la sangre tiende a irse al centro del cuerpo, quedando tus manos y tus pies fríos. Puedes evitarlo usando un par de guantes delgados debajo de unos guantes más gruesos para las manos y unos calcetines térmicos o dos pares de calcetines normales para los pies.
  • Abrigarse la cabeza: Puedes hacer esto llevando una gorra o banda protectora y no olvides abrigarte también el cuello, ya que la mayor parte del calor corporal se va por la cabeza y el cuello.
  • Taparse la boca: Si habitualmente el aire frío al respirar te provoca anginas o sufres a menudo de infecciones en las vías respiratorias, es particularmente útil que con la bufanda o una máscara te tapes la boca, así calientas el aire antes de respirarlo. Además procura inspirar por la nariz y espirar por la boca.
  • Aplicarse el protector solar: Sí, aunque no sea verano, el sol quema igual y puedes sufrir quemaduras, sobre todo si practicas ejercicio en zonas de nieve o montañas de mucha altitud. No olvides proteger tus labios para que no se escamen.
  • Mantenerse hidratado: Esto es básico haga el tiempo que haga. Podemos deshidratarnos haga calor o frío. ¡No olvides beber agua!
  • Poner atención a la dirección del viento: Colócate de cara al viento cuando comiences el ejercicio, ya que así cuando acabes y vuelvas a casa el viento estará a tu espalda y, si estás sudando, no sentirás tanto frío.
  • Tener en cuenta el factor sensación térmica: La sensación térmica nos hace sentir, por ejemplo, más frío del que realmente hace. Hay algunos deportes, como el ciclismo precisamente, que aumentan la sensación térmica. Si como en MTB la torre, practicáis ciclismo y queréis salir un día pero la temperatura está bajo cero, quizá debáis replantearos lo de salir o hacer ejercicio en casa.

Debemos también tener en cuenta lesiones como sufrir congelación o hipotermia.

¿Cómo sé si sufro alguna de ellas?

La congelación puede ser superficial o profunda. En la superficial, la parte afectada de la piel se pone de un tono gris o amarillo, pero la piel sigue blanda, cuando se descongela se pone rojo y se pela y en la profunda la zona se pone de un aspecto similar a la cera y dura al tacto, cuando se descongela se torna azulada o morada y pueden salir ampollas.

La hipotermia es una bajada excesiva de la temperatura corporal, que puede hacer que la persona se sienta somnolienta, confundida y torpe. Se puede producir en cualquier persona que pase demasiado tiempo en el frío, cuando se está húmedo en el frío o cuando se pasa mucho tiempo sumergido en agua muy fría. Es muy peligrosa porque nubla la razón y ocurre gradualmente, la persona puede no darse cuenta de que la sufre. Sus síntomas son:

  1. Confusión y somnolencia
  2. Habla confusa
  3. Respiración superficial
  4.  Alteraciones del comportamiento
  5. Temblor extremo o ausencia completa de temblor
  6. Rigidez de los brazos y las piernas
  7. Falta de control de los movimientos del cuerpo

Aquí dejo los pasos a seguir si creéis que sufrís alguna de ellas:

CONGELACIÓN

HIPOTERMIA

  1. Trata de llegar a un lugar cálido
  2. Acude al médico si es posible de inmediato
  3. Si tienes congelados los pies o los dedos de los pies procura no andar
  4. No revientes las ampollas
  5. No te frotes las zonas afectadas. Sumerge las zonas en agua tibia y cúbrelas con mantas
  6. No expongas las zonas afectadas a calor directo como chimeneas o estufas
  7. No te apliques ungüentos ni pongas vendajes en la zona
  8. No tomes alcohol para entrar en calor

Busca atención médica de inmediato

 

Ejercicio en verano.

Hacer ejercicio en un clima caliente aumenta la presión normal de nuestro cuerpo. Hay que seguir una serie de cuidados cuando hacemos deporte bajo temperaturas de calor extremo. El cuerpo envía más sangre a circular por la piel cuando nuestra temperatura corporal aumenta por el calor sumado a la intensidad del ejercicio, con lo cual hay menos sangre para los músculos, lo que a su vez aumenta el ritmo cardíaco. Si además hay una alta humedad, te enfrentas a una tensión añadida ya que es más difícil que el sudor se evapore y aumenta la temperatura corporal.

Hay varias enfermedades derivadas del calor:

  • Los calambres por el calor
  • Síncope de calor y colapso
  • Agotamiento por calor
  • Golpe de calor

Los consejos más básicos para evitar males cuando hacemos deporte bajo situaciones de calor extrema se resumen en:

  1. Reducir en estos días la intensidad del ejercicio practicado. Si normalmente vamos en bici por una ruta de 50 kms de los cuales 40 son cuestas, una idea sería cambiar la ruta por una más en llano o reducir los kms.
  2. No realizar ejercicio en las horas de más calor. Esto es básico, pero algunas personas no siguen este consejo por el mito de que mientras más se suda más grasa pierdes, pero no es cierto, el sudor son sales minerales que perdemos y recuperamos hidratándonos, no grasa. Así pues cuida tu cuerpo y tu salud y no salgas a practicar deporte en las horas en las que el sol está más alto, como de las 12 de la mañana a las 7 de la tarde más o menos.
  3. ¡Mantente hidratado! De nuevo lo repetimos. Hidrátate antes, durante y después del ejercicio. Procura llevar siempre contigo una botella de agua.
  4. Sé humilde y conoce tus limitaciones. Hasta los deportistas de élite han sufrido alguna vez un golpe de calor por entrenar a intensidades muy altas en temperaturas muy calurosas o por no parar a hidratarse.

 

Ejercicio cuando llueve.

No os estamos diciendo que tengáis que salir a hacer deporte cuando está diluviando, pero no hay que asustarse por unas gotitas, así que os dejamos estos consejos para esos días en los que no termina de llover, pero algo te mojas J :

  1. Vigila las pendientes, podrías resbalar
  2. Cuidado con los coches que pasan muy cerca de ti y podrían mojarte y mandarte a casa a cambiarte
  3. Si eres de los que salen con runtastic, strava y demás, llevarás encima el móvil, ipod o demás aparatos electrónicos, vigila protegerlos bien.
  4. Ponte una gorra para que las gotitas de agua no te molesten
  5. Lleva alguna prenda de ropa reflectante o de colores chillones para que se te distinga mejor
  6. Utiliza una chaqueta impermeable.

 

¿Y qué pasa si estamos resfriados?

Los cambios de temperatura pueden hacer que nos resfriemos en cualquier época del año y muchas veces nos dificultan practicar deporte. Pero hay varias cosas que podemos tener en cuenta para hacer deporte resfriados también:

  • Nunca salgas a hacer deporte si tienes fiebre, por supuesto que no, puedes empeorarte.
  • Mantén una intensidad suave y no superes los 45 minutos más o menos.
  • No olvides calentar antes para no subir la intensidad de golpe.
  • Cuando acabes tu entrenamiento, abrígate rápidamente y dúchate y ponte ropa seca cuando llegues a casa.

Fuente gracias a www.gymvirtual.com .

 

Y estos son los consejos o trucos que hay que tener en cuenta a la hora de hacer deporte cuando el clima no nos favorece. Así que, ¡no hay escusas! Ya seas runner, ciclista o practiques fitness en un parque, sigue estos consejos y no te quedes en casa mirando el tiempo que hace ;) .

Si os ha gustado el artículo no olvidéis compartirlo. Comenta si te gustaría un artículo relacionado con la hidratación como hemos mencionado antes.

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    tutaj (miércoles, 13 septiembre 2017 10:31)

    nieschodzący

  • #2

    sex telefony (martes, 03 octubre 2017 17:11)

    moliniowy

  • #3

    tani seks telefon (viernes, 13 octubre 2017 21:24)

    wywyższyć