Cómo elegir tu equipamiento básico para mountain bike

Si os estáis iniciando en el ciclismo y no sabéis por dónde empezar, en este post vamos a contaros todo lo necesario que necesitas para comenzar.

Por supuesto no hace falta tener muchas cosas para poder disfrutar del ciclismo, solo se necesita la bicicleta.

Pero para los que quieran complementar su bicicleta con todo lo indispensable, este es vuestro sitio.

La bicicleta.

Por supuesto el equipamiento básico del ciclista comienza con la bicicleta.

Puesto que es el elemento principal para practicar este deporte, debemos saber elegirla. Elegir una bicicleta con la talla errónea es motivo de lesiones, malas posturas y dolores varios que terminan con la motivación con la que se empieza.

En el caso de las bicicletas de mountain bike, en cuya categoría incluyo mis rutas, hay básicamente 3 tipos:

  • Rígidas: Quiere decir que se trata de una bicicleta sin ningún tipo de suspensión. Son ligeras, baratas y requieren menos mantenimiento. Su inconveniente principal llega cuando el camino es pedregoso, con raíces y obstáculos, pues nuestro control y comodidad disminuye. Si tu presupuesto es muy ajustado puede ser una elección, pero no debería ser tu primera elección.
  • Semi-rígidas o Hardtail: Tienen una suspensión delantera en forma de horquilla de suspensión. Suelen ser más pesadas, pero ofrecen más comodidad y son más eficaces a la hora de realizar rutas por la montaña, con lo cual es más adecuada para el mountain bike.
  • Dobles o Full Suspension: Estos modelos cuentan con suspensión tanto en la parte delantera en forma de horquilla, como en la parte trasera (amortiguador). Son las más cómodas y permiten rutas de recorridos más dificultosos, aunque obviamente son más caras, pesan más y necesitan un mantenimiento más especializado. No son las recomendables si estás iniciándote.

Sumado a todo esto, en una tienda de bicicletas también puedes pedir consejo a tu vendedor, ya que suelen tener modelos especialmente pensados para el principiante de mountain bike.

Además debemos elegir una bicicleta del modelo elegido adecuada a nuestra talla y el uso que vayamos a darle. Lo mejor es buscar ese mismo modelo que te ha gustado probarlo con ruedas de 26 pulgadas y después el mismo con ruedas de 29 pulgadas si lo hubiera para saber cuál es la ideal.

El casco.

Ir en bici no quita que puedas sufrir ciertos riesgos y por ello el casco es un elemento indispensable para evitar muchas lesiones.

Al igual que con la bicicleta, es aconsejable seguir los consejos del vendedor, pero también os dejamos aquí algunos trucos.

El casco que elijamos debe ser de nuestra talla, que nos quede justo, pero sin presionar la cabeza.

Para saber si es el adecuado, debería quedarnos un dedo o dos por encima de las cejas una vez puesto, y una vez abrochado que no se mueva excesivamente hacia ningún lado.

Además, lo mejor es elegir un casco que tenga buena ventilación, rejilla anti-insectos y cierres micrométricos de precisión para facilitar la tarea de ajustarlo.

Los guantes.

 No es que sean indispensables, como la bici y el casco, pero si estás empezando en esto del mountain bike no vienen nada mal, puesto que si caes de la bicicleta seguramente apoyes las manos en el suelo y los guantes pueden evitar que te hagas más daño.

También, los guantes amortiguan las vibraciones de la bicicleta al rodar y mitigan la presión en nuestras manos cuando agarramos el manillar.

Los hay de verano con los dedos recortados y de invierno (completos).

Lo importante de unos buenos guantes en este deporte es que posean un tejido transpirable en la parte del dorso de la mano y un tejido grueso en la palma que favorezca el agarre en el manillar y proteja más la palma de la mano.

Bomba de inflado, Kit anti-pinchazos y Multiherramienta.

No es nada nuevo que en mountain bike se dan muchos pinchazos en las ruedas de la bicicleta, debido a la variedad de obstáculos de la montaña. Para no tener que volver arrastrando nuestra bicicleta pinchada, es recomendable llevar con nosotros una mochila no muy grande que contenga una pequeña bomba de inflado y un kit anti-pinchazos, esto es, parches y su pegamento especial.

Y, sumado a lo anterior, no debería faltarnos una multiherramienta. Estas son muy parecidas a las navajas suizas y disponen de muchas herramientas para reparaciones y ajustes en nuestra bicicleta.

La más adecuada será la que posea las herramientas más comunes: allen, torx, destornillado plano y Philips – además de un trocha-cadenas que nos permita arreglar la cadena de la bicicleta si se rompe-.

Fuente | www.todomountainbike.es 

 

Y eso sería el equipamiento básico que necesitaréis para iniciaros en el ciclismo de mountain bike.

¿Creéis que hay que mencionar alguno más? No dudes en dejarlo en los comentarios para que juntos podamos actualizar los contenidos de este blog J .

 

Escribir comentario

Comentarios: 5